Nosotros Estudios de China Programas Medicina Tradicional China Noticias Artículos

INICIO

CONTÁCTENOS

CENTRO DE ESTUDIOS DE CHINA

Conferencia 28 de septiembre de 2016:

La Alimentación en la Medicina Tradicional China

















Por: Paola López Murillo


En su conferencia, el Dr. Jairo Buitrago Ruiz, mostró la percepción de la nutrición desde la Medicina Tradicional China (MTC) y la cultura china y puso en evidencia la gran brecha que existe entre dicha tradición oriental y la cultura occidental en términos del sentido de alimentarse.


Desde la Medicina Tradicional China, la alimentación va mucho más allá de un porcentaje de proteínas, carbohidratos, grasa, fibra, calorías, etc., y empieza mucho antes del momento de ingerir y metabolizar los nutrientes de cada alimento. Se parte del hecho de que lo material -en este caso el alimento- tiene una esencia interior que se expresa a través del color, del olor, del sonido y la textura. Cada una de estas cualidades está relacionada con los cinco elementos fundamentales en la MTC, tierra, agua, fuego, metal y madera.


La alimentación inicia desde el efecto que produce el color de un alimento en el ser humano, es decir, la primera alimentación se da a través de los ojos, es el momento en que se nutre el alma con luz. Cada color genera un estímulo de una frecuencia característica  sobre la persona y produce ese efecto magnético que atrae y permite percibir los alimentos apetitosos y agradables para comer. Esta es la alimentación del intelecto.


De entender la importancia del color es de donde surge la Cromoterapia, terapia curativa de algunas enfermedades que hace uso del efecto de los colores sobre el organismo. Este entendimiento es el que permite concebir no solo la alimentación sino la vida entera como una verdadera obra de arte.


La segunda alimentación es la alimentación de lo emocional y se da a través de la nariz y los oídos percibiendo los olores y los sonidos de los alimentos. Por último, aparece la parte donde actúa el sentido del gusto en la boca y constituye la alimentación con  el sabor, que es alimentación del cuerpo físico.


Teniendo en cuenta estos momentos en la alimentación, toma sentido el dicho popular de que el ingrediente secreto de las exquisitas preparaciones de las madres y abuelas es el amor, para los chinos ésta es la verdadera alimentación, un momento donde se trasciende el plano físico y se penetran los planos emocional, mental y espiritual. Es por esto que el momento de comer constituye un tiempo y espacio sagrado donde se hace una separación con la vida exterior de cuerpo y mente, y se reserva a manera de rito un lugar y tiempo exclusivo para alimentarse.


Además de darle toda la relevancia al sentido esencial y energético de la comida, en China también se extiende la filosofía del “todo depende” al acto de la alimentación. Los alimentos a ingerir y su forma de cocción se contextualizan y van de la mano de la interpretación del tiempo, las estaciones, el espacio, el entorno y en sí de las circunstancias, por lo que haciendo uso de la intuición se sabe qué es lo mejor para comer en un momento dado. El Dr. Buitrago enfatiza en que en China todo es salud y dicha salud no está reducida a tratar enfermedades sino a la concepción misma de la Calobiótica, el arte de vivir bien estando el hombre en armonía con el entorno en tiempo y espacio, con lo terrenal y lo celeste.


Por otro lado, desde la Medicina Tradicional China se sabe que el cuerpo tiene tres fogones o calderos principales que manejan el metabolismo a nivel energético en los sistemas cardiorespiratorio, digestivo y urogenital.


Finalmente, la cocina china maneja cinco sabores fundamentales: dulce, salado, ácido, amargo y picante, y cada uno de estos contribuyen a generar un efecto caliente, neutro o frío en el organismo. El efecto caliente tiene que ver con potencializar la energía yang en el ser y este es dado principalmente por alimentos de origen animal y especias; el efecto neutro es el de armonizar y mantener el equilibrio en el cuerpo y es dado por ejemplo por el consumo de frutos secos; el efecto frío, que es dado principalmente por las frutas y verduras, es el que consigue fortalecer el yin. A pesar de esto, existen dos factores importantes que son los responsables de hacer la Alquimia de la alimentación desde la Medicina Tradicional China, estos son, la forma de cocción y el uso de especias. La temperatura y la velocidad y el momento en que esta se maniobra y el uso de especias (que tienen un fuerte efecto caliente sobre el cuerpo humano), pueden transformar una cualidad fría en caliente o visto a profundidad, pueden cambiar la esencia de un alimento de energía yin a energía yang.


Una vez más el Dr. Buitrago resalta que también se puede ver lo espiritual desde lo material y la alimentación en la MTC es un ejemplo de ello ya que es un acto consciente donde el alimentarse deja de ser el simple hecho de ingerir y metabolizar para sobrevivir, y se convierte en un proceso con un sentido más profundo donde no solo se puede armonizar el espíritu sino también donde pueden hacerse lecturas de vida y fortalecer las relaciones sociales ya sea a nivel laboral o a nivel personal e íntimo.


Cerrando la conferencia se proyectaron videos (https://www.youtube.com/watch?v=QN6XfcYFFTY) sobre las diferentes clases de cocina de acuerdo a las regiones en China: Beijing, Chengdu, Guangzhou, Sichuan, Shanghai, entre otras.


En la consulta médica se tiene en cuenta la patología o tendencia del paciente y se le aconsejan unos parámetros de alimentación y formas de cocción desde la visión de la Medicina Tradicional China propicios para su particularidad. Además, se enseña este arte de la cocina china mediante cursos para aprender a cocinar con armonía.