REVISTA AMIGOS DE CHINA, ASOCIACIÓN DE LA AMISTAD COLOMBO-CHINA, 2008.

Por: Diana Andrea Gómez Díaz*


En nuestro país residen alrededor de 10 mil chinos, según estimativos de la Embajada de China en Colombia. La mayoría se encuentra en Bogotá con alrededor de 3 mil, el resto está distribuido en Barranquilla, con cerca de 1000, y en Medellín, Cali, Pereira, Armenia, Manizales y Neiva.

En su mayoría se trata de chinos pertenecientes a un perfil socioeconómico medio y medio bajo, quienes se dedican a negocios de venta de vestuario  y calzado, y al área de servicios, principalmente restaurantes.

Sin embargo, cada vez es más creciente el número de chinos de un nivel socioeconómico y educativo más alto que vienen contratados por empresas chinas recientemente instaladas en el país. Se trata de industrias particularmente del área petrolera como Sinopec y Kerui Petroleum, de telecomunicaciones como Huawei y ZTE, de la industria automotriz como Cinascar, y de la industria maderera, con Amboo, especializada en el manejo del bambú.

La mayor inversión de China en Colombia se ubica en la rama del petróleo y asciende a más de 450 millones de dólares. La petrolera china Sinopec se instaló en Colombia en el 2006 y se dedica al suministro de equipos para perforación de pozos y explotación de la industria relacionada con hidrocarburos. Kerui Petroleum se dedica a la explotación del petróleo.

La China Petroleum & Chemical Corporation, Sinopec, fue la primera de las 500 empresas más poderosas de China el año pasado con ganancias por 100 mil millones de yuanes, de acuerdo con el informe realizado conjuntamente por la Asociación Industrial de China y la Asociación de los Empresarios de China.


El intercambio comercial con Colombia

La exportación de chatarra colombiana ha sido muy apreciada por China, tan sólo esa rama significó transacciones por 2260 millones de dólares el año pasado. La importación de materias primas para la industria textil y la industria química china representaron 1090 millones de dólares en el 2007, sin contar con otros productos también importantes como el acero, cuero y ferro-níquel colombianos muy apetecidos por el comercio chino.

El año pasado la balanza comercial entre Colombia y China ascendió a los 3’356.000.000 de dólares, aumentó en un 90% respecto al 2006, según el Ministerio de Comercio Exterior.


El fenómeno automotriz

La industria automotriz ha crecido de manera exponencial.  De hecho, ya en el año 2006 China se convirtió en el segundo productor de vehículos a escala mundial. 
El caso más representativo en Colombia es el de Cinascar con la venta de automóviles a muy bajo precio en el mercado nacional.

El Grupo Automotriz Cinascar,  liderado por su presidente Carlos Jose Mattos Barrero, inició operaciones en el año 2005 en Bogota y ese  mismo año abrió sus puertas en  Caracas.  Su plan de expansión y crecimiento continuó en el año 2006, cuando comenzó operaciones en Quito.

Cinascar  aspira a ser en el 2010 el grupo automotriz independiente más grande de la región. Los resultados hasta ahora logrados en Colombia son más que satisfactorios. Mientras el sector automotor en general  cayó en 17% en el acumulado enero – abril de 2008, las marcas chinas crecieron en 97% durante el mismo periodo.  En tanto que, en Colombia durante el año pasado, se vendieron un total de 2.432 unidades de marcas chinas en el periodo de enero a abril. En el mismo periodo del presente año, se vendieron 4.788 vehículos de origen chino.


El idioma de mayor expansión

También ha sido representativo el número de chinos que en los últimos cuatro años han sido enviados en su mayoría por el gobierno chino para enseñar su lengua oficial en universidades y colegios colombianos. Se trata del idioma de más rápida expansión mundial en este momento. Mientras en 2004 llegó la primera docente enviada por el gobierno chino a la Universidad Nacional de Colombia como profesora de chino mandarín, hoy día también otras universidades del país (Andes, Rosario, Javeriana, Cesa, Eafit), y algunos colegios tienen profesores de chino que han venido en dos grupos, siendo actualmente cerca de 30 los profesores contratados en las instituciones de educación colombianas.

Recientemente se han creado centros de idiomas y asociaciones destinadas a fomentar las relaciones comerciales con China, los cuales tienen entre sus integrantes a chinos instalados en el país. Así mismo se ha fortalecido cada vez más el tema de China en entidades colombianas como la Andi, la Cámara de Comercio, Proexport, los ministerios como el de Comercio Exterior, Educación, y el de Relaciones Exteriores, además de iniciativas privadas como Centro China en Bogotá.


Intercambios académicos

A su vez, el número de estudiantes colombianos que se está dirigiendo a China para realizar cursos de formación a nivel de pregrado y posgrado se está disparando a partir de los últimos tres años según los registros de Colciencias, Icetex y la Embajada de la República Popular China en Colombia, la cual ya no tiene becas vacantes, como sí sucedía hasta hace un lustro con las becas ofrecidas a Colombia.

Esto sin contar con el número de convenios de cooperación académica que se han multiplicado entre universidades chinas y colombianas, particularmente desde el viaje del presidente Uribe a China con una comitiva de empresarios y académicos en abril de 2005. Dichos convenios están comenzando a facilitar la salida de estudiantes y docentes colombianos para realizar intercambios, visitas exploratorias, capacitaciones, en distintas disciplinas del conocimiento, principalmente: administración y negocios, lenguas, finanzas y relaciones internacionales. Esta reciente tendencia de estudiantes -cerca de 50 según cifras oficiales, pero se estima que son más- y de profesores colombianos estará impactando al país tarde o temprano, a nivel del capital social y el mercado.

Por su parte, la comunidad china establecida en Colombia que es cada vez más nutrida y diversa, es muy unida y promueve actividades que buscan fortalecer sus vínculos internos, sus raíces culturales y nexos económicos con China. Actualmente 75 niños, hijos de chinos instalados en Colombia, reciben clases de mandarín en la Casa de la Colonia China ubicada en Bogotá. El número de chinos inmigrantes en Colombia no es de desdeñar en ciudades como Bogota y Barranquilla, al punto que, como en esta última la presencia de chinos es tan representativa comparativamente con el resto del país, allí se encuentra un consulado chino.

Con el aumento de la presencia china en Colombia, se generan no sólo dividendos económicos sino que también se crean vínculos y lazos de unión que expanden el horizonte cultural y profesional de nuestros jóvenes, facilitando así también a futuro una mayor inserción de nuestro país en el escenario internacional.  


* Politóloga internacionalista, directora académica de Centro China, profesora Universidad Nacional de Colombia, estudios de Doctorado en Estudios Políticos y Relaciones Internacionales enfocados en China.

La presencia china en Colombia

Nosotros Estudios de China Programas Medicina Tradicional China Noticias Artículos

INICIO

CONTÁCTENOS

CENTRO DE ESTUDIOS DE CHINA